Call for Papers

english | português | español | français

En un artículo publicado por el New York Times el 22 de noviembre de 2015, el periodista de origen hispano Manny Fernández aborda una de las realidades más dolorosas y más ignoradas de la frontera entre los Estados Unidos y México. Según Fernández, los datos proporcionados por el Instituto de Política Migratoria de Washington revelan que alrededor de 130.000 inmigrantes indocumentados residen en tan solo dos de los cuatro condados que componen el valle del río Grande en el estado de Texas, un territorio que representa una verdadera “tierra de nadie”, un espacio en el que miles de personas viven atrapadas a perpetuidad, una zona crepuscular aprisionada entre dos bordes: la frontera oficial que separa a las dos naciones y la oficiosa pero igualmente efectiva que separa del interior de los Estados Unidos una franja de tierra, cuya anchura varía entre los 40 y los 160 kilómetros, comprendida ente las orillas del río Grande y los puestos de control operados por la Patrulla de Fronteras en el sur de Texas. Como afirma Fernández: “Aquellos que se encuentran aquí atrapados no tienen más opción que conformarse. No pueden desplazarse al norte por temor a ser detenidos al tratar de cruzar en coche los puestos de control o a encontrar la muerta en los inmensos páramos al tratar de rodear los controles. Y tampoco irán al sur por las mismas razones que les llevaron a dejar México en primer lugar“. Tales individuos sobreviven en un limbo, una “jaula de oro“, como algunos se refieren a ese territorio crepuscular de acuerdo con Manny Fernández, que resulta muy simbólico de los miles, si no millones, de desplazados que se ven forzados a ocupar los márgenes, o la periferia, de las Américas y del mundo en general.

Marginalia es un término latino que en sus orígenes se refería a las anotaciones que los monjes y otros amanuenses realizaban en los espacios en blanco que rodeaban el texto manuscrito sobre un pergamino. Las lenguas romances son en gran medida producto de anotaciones marginales en los manuscritos latinos. Así, las primeras manifestaciones escritas de la lengua española se encuentran en las glosas que los monjes anotaban en los márgenes de los pergaminos latinos para aclarar o comentar palabras cuyo significado resultaba ya oscuro para el lector medieval, y tales anotaciones se hacían en la nueva lengua romance, que no era más que latín macarrónico. Por extensión, marginalia se refiere a esas obras que no pertenecen al canon establecido por una cultura o una civilización y su significado es muy cercano al de apócrifo. Puede, además, entenderse como referencia a los intersticios que existen entre dos o más culturas, naciones o religiones. En nuestra acepción del término, marginalia se refiere a esas zonas del mundo que están pobladas por individuos desplazado o desarraigados, espacios liminares donde la mera subsistencia se considera una actividad ilegal.

Dada su posición geográfica en las orillas del río Grande, o Bravo, y su importancia como el puerto seco más activo de todas las Américas, además de su peculiar historia—que incluye haber servido como capital de la efímera República del Río Grande—Laredo ofrece sin duda un espacio excepcional para una conversación académica sobre fronteras y bordes. Tal es la razón que ha llevado a IASA a elegir la ciudad de Laredo para la celebración de su primer congreso en territorio estadounidense.

Al igual que en nuestros anteriores congresos, esta convocatoria no excluye ningún tema de nuestro campo de investigación y todas las propuestas son bienvenidas, aunque no se relacionen directamente con el lema del congreso. Así, posibles temas incluyen pero no se limitan a los siguientes:

-Historia y literatura de la frontera entre México y los Estados Unidos
-La experiencia chicana
-Las fronteras de las Américas, pasadas y presentes
-Migraciones geográficas y culturales
-Vida y escritura en los márgenes
-Identidades híbridas y liminares
-Políticas de la tradución
-Bilinguismo y biculturalismo
-Las lenguas de la frontera
-Cruces y transgresiones de la frontera
-Las fronteras de la frontera
-La frontera en el imaginario colectivo estadounidense
-Más allá del nacionalismo y sus fronteras
-Fronteras corporales, fronteras mentales
-Globalización y “fronterización“

Los autores pueden presentar sus trabajos en cualquiera de las cuatro lenguas oficiales del congreso: inglés, francés, portugués y español.

FECHA LÍMITE PARA LOS ENVÍOS  DE PROPUESTAS: 1 DE MARZO DE 2017

Por favor enviar un resumen de no más de 500 palabras y una breve biografía al siguiente correo electrónico: IASA2017@tamiu.edu

Los autores serán notificados de la aceptación / rechazo del 1 de abril de 2017.

 

.